COMPROMETIDO CON TU EXITO
  TU HACES LA DIFERENCIA EN TIEMPO DE CRISIS.
 

Permítanme parafrasearles una historia que escuche hace mucho tiempo atrás estando en un seminario:

A Dios se le ocurrio instalar una tienda en el mejor Mall de la ciudad, en la cual quien necesitara algo de la vida lo pudiera adquirir ahí, en una tienda elegante, con personal celestial atento a las necesidades de los clientes

En ese lugar la gente podría comprar todo lo que necesitaba,  felicidad, alegría, riqueza material,  paz, gozo, confianza, serenidad, sabiduría, firmeza, etc.. en fin, todo lo que el hombre quisiera o pudiera imaginar lo podía encontrar en esa tienda. Cierto día llegó un cliente ambicioso y el personal de la tienda se dio prisa en atenderlo:


- Buen día señor ¿Qué desea en que le puedo servir?
-Felicidad y amor, exclamo el cliente.

-         ¿Algo más? -le cuestionó el vendedor
¿Se puede pedir aún más? -respondió el cliente.
- Todo lo que usted necesite, estamos para servirle - dijo el vendedor.
-Pues mire, necesito además paz espiritual, prosperidad, alegría y sabiduría para comprender a los demás, tienen de todo eso?
Claro que si, permítame y en un momento se lo preparo – dijo el vendedor

-         Al poco tiempo el vendedor pregunto ¿Eso es todo señor?
-Sorprendido el comprador agregó: Bueno si no es mucho pedir y todo lo que he pedido se lo pudieran entregar también a mis amigos, a todo el personal de mi empresa y de ser factible a mi comunidad, a mi país y todo el mundo, le estaría muy agradecido

-          -el vendedor cerró el pedido y le entregó al cliente su mercancía en un pequeño sobre. El cliente escéptico, recibió el pequeño sobre y exclamó-:
- ¿Es todo lo que va a entregarme, para esto me esmere tanto en detallar bien mi pedido?

- Y el vendedor le respondió: Usted no ha entendido la filosofía de nuestra tienda: aquí vendemos semillas, no frutos, a usted le corresponde pagar el precio de su pedido, deberá sembrarlas en tierra fértil, cuidarlas, podarlas y vigilar cuidadosamente su crecimiento, y si usted tiene la paciencia, el cariño y la pasión que requieren estas semillas, darán el fruto que usted desea para toda la humanidad ---

Esa historia se ha quedado conmigo por mucho tiempo y la creo aplicable para todas las áreas de nuestra vida, para  todas aquellas labores que haya que emprender ante cualquier circunstancia.

 

En estos tiempos en que se habla de incertidumbre financiera, cada uno de nosotros hace la diferencia, sembrando las mejores semillas de capacidad de producción, de buena actitud,  de adaptación al cambio, de aprendizaje, de reducción de costos y desperdicio y porque no, dándonos el permiso para soñar de nuevo ante la creación de nuestras propias oportunidades y ser los protagonistas de nuestra propia historia.

Cada uno es  responsable de cuidar la manera en la que se realizan las actividades planificadas y se obtienen los resultados también planificados de la empresa o la familia, tarde o temprano la semilla que hayamos sembrado germinará y al final seremos los únicos responsable del fruto que  recojamos, sea bueno o sea malo, porque toda acción que se tome y toda acción que se deje de tomar es solamente producto de una decisión que se tomo.

En este tiempo, recuerda la filosofía de la tienda, nos corresponde a nosotros sembrar y cuidar las semillas, pero las mejores semillas, la mejor tierra y los mejores cuidados.....

Marvin Ballestero.

Comprometido con tu éxito.

Si deseas información sobre mis Seminarios-Taller puedes visitarme en www.mbcapacita.com

 
  Hoy habia 1 visitantes (2 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Todos los derechos reservados, 2009.  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis